Escuela Europea de Negocios, un éxito internacional pilotado en Salamanca

Publicado el 21-09-2010 por Quique Rodríguez. Madrid

Es de las pocas instituciones que puede presumir de tener siete campus nacionales. La Escuela Europea de Negocios tiene en marcha un ambicioso plan de expansión, que descansa en sus propios profesores y antiguos alumnos, para operar en siete países de Latinoamérica.

Su director general es la cara pública de la Escuela Europea de Negocios (EEN). Desde Salamanca, donde es director del campus de la institución en la ciudad castellanoleonesa, este físico con tradición de empresa familiar y procedente del sector aeroespacial, pilota el ambicioso plan de expansión diseñado por esta modesta escuela de negocios que puede presumir de varios hitos a pesar de su mediano tamaño.

Es el centro de posgrado español con un mayor número de alumnos de Latinoamérica: 800 cada año en programas de larga duración, entre sus sedes en el subcontinente americano, sus programas online y los que se desplazan a España para seguir aquí un curso presencial.

Además, es de las pocas escuelas de negocios del país que cuenta con siete campus nacionales, tras las últimas aperturas en Bilbao, el pasado mes de julio, y en Santa Cruz de Tenerife, este mismo mes de septiembre, entrando así en un mercado, el de las Islas Canarias, en el que nadie hasta ahora se había atrevido a aventurarse desde la Península. "Pensamos que la formación presencial para ejecutivos tiene aún recorrido en España", afirma Alonso. Estos últimos centros se suman a los que la institución ya tenía en marcha en Madrid (1986), Salamanca (1984), Murcia (2003), Oviedo y Valladolid (ambos en 2007).

Internacionalización
Pero sin duda donde está poniendo toda la carne en el asador es en un ambicioso plan estratégico que contempla la expansión por Latinoamérica, donde ya está presente en Salta, al Norte de Argentina y en Bolivia. En este último país, presente desde 2004, tiene activas cuatro sedes, en La Paz, Cochabamba, Tarija y Santa Cruz de la Sierra. Imparte posgrados oficiales, acreditados por las autoridades educativas del país, y se ha convertido, en palabras de su director general, "en la escuela de negocios con más alumnos, tasas académicas más altas y mayor prestigio".

Los siguientes pasos serán el inminente estreno en Santiago de Chile, el próximo mes de marzo y en Ecuador, previsto para 2010 o 2011. Después vendrán Colombia, México y Perú, donde ya tiene oficinas comerciales y de coordinación para Latinoamérica pero no actividad formativa, y tal vez Brasil, aunque éste último proyecto está aún más verde. China, el gran mercado del siglo XXI, está de momento descartada. "Lo que determina la entrada en un nuevo país es el conocimiento y las relaciones, no tanto el mercado, porque mercado hay en todos. Además, creo que es un error que una escuela de negocios, hablando de formación presencial, se plantease esta decisión en términos de país, sino que debe hacerse con un enfoque de ciudad o región", explica Alonso.

Este salmantino estudió un MBA en la Escuela Europea de Negocios en Madrid y acabó convirtiéndose en el fundador y director del campus de la institución en la ciudad castellanoleonesa. Y ése es precisamente el modelo de implantación de las nuevas sedes que desea replicar en su ambicioso plan de expansión nacional e internacional. "La idea es siempre buscar un socio local para adaptarse a la idiosincrasia del lugar, que esté imbricado en el tejido empresarial de la zona, que conozca el sector del posgrado y, al ser posible, la Escuela Europea de Negocios", explica el ahora director general de la institución. En otras palabras, un antiguo alumno o un profesor de la propia escuela originario o con actividad profesional en el país o ciudad objetivo. Y así es como se ha hecho en todas las aperturas de la EEN en sus planes de crecimiento.

Emprendedores
Otra de las características del equipo directivo que se ha trasladado a la estrategia es el espíritu emprendedor. La escuela de negocios ha subvencionado y apoyado el lanzamiento de una aceleradora de empresas promovida por cinco socios, todos ellos antiguos alumnos de la escuela entre los que se encuentra el propio director general, para que los estudiantes que se gradúan y deseen convertir sus planes de negocio en realidad tengan mayores facilidades para cumplir sus sueños.

Smart Capital, como se ha bautizado a esta aceleradora de negocios, facilita a los antiguos alumnos su instalación en un parque empresarial puesto en marcha a las afueras de Salamanca, les acerca los proveedores al mejor coste posible, les proporciona un programa de tutorización y acompañamiento, les ayuda a buscar la financiación externa y, sólo cuando es imprescindible, les apoya aportando el 15% del capital social, aunque en algún caso se ha llegado incluso al 50%. Así han nacido ya Iniziar, que desarrolla aplicaciones web en entornos abiertos; Internet Booster, especializada en márketing en redes sociales y posicionamiento SEO; Smart Outsourcing, que localiza equipos de trabajo en el extranjero para externalizar tareas; y European Business Consulting, especializada en consultoría para pymes.

Publicidad