Controller, el estratega financiero de la empresa

Publicado el 26-04-2006 por Juan Fajardo/ Madrid.

El 'controller' es el responsable de elaborar los presupuestos de la empresa y compararlos con el día a día del negocio. Después de analizar por qué se producen las desviaciones, aconseja a la dirección en la toma de decisiones. Además de dominar la contabilidad, este profesional, que suele ser licenciado en Económicas o en Administración y Dirección de Empresas y con tres o cuatro años de experiencia, debe tener capacidad analítica, estratégica y una visión global de la compañía.

Para que una empresa pueda cumplir sus objetivos, la dirección debe conocer mensualmente cómo marcha el negocio. El controller es el profesional encargado de facilitar esta información al directivo. Tras elaborar los presupuestos, el controller vigila si se producen desviaciones respecto a los objetivos marcados y analiza los motivos por los que se han producido.

Luego, asesora a la dirección general y a las diferentes unidades del negocio sobre qué medidas correctoras llevar a cabo. "Aunque el controller no toma decisiones, la participación activa en los planes de mejora del negocio asesorando a los máximos responsables de la empresa lo han convertido en un puesto muy atractivo y demandado", explica Fermín González, coordinador de zona para el área financiera de Ajilon.

Los controller suelen ser licenciados en Económicas o en Administración y Dirección de Empresas y tener tres o cuatro años de experiencia en auditoría, de analista de empresas en entidades bancarias o en departamentos financieros, realizando análisis de ratios, costes, balances, cuenta de resultados... Además de dominar la contabilidad y la informática, este profesional debe, por un lado, tener capacidad analítica para interpretar los datos, prever situaciones y sacar conclusiones y, por otro, conocer bien la compañía y el negocio para poder proponer ideas y soluciones.

"En BBVA buscamos perfiles polivalentes y con experiencia de 3 ó 4 años como analista o en áreas financieras, de tesorería o de control de gestión en grandes empresas", explica Luis Sánchez Navarrete, subdirector general del banco.

Para poder desarrollar su trabajo diario, es importante que sepa manejar hojas de cálculo, los paquetes ofimáticos básicos y algún programa de gestión. El más utilizado es el SAP. Los responsables de selección también valoran la realización de un MBA ?para tener una visión global? o un máster especializado en finanzas y control de gestión.

"Es importante que el controller sea un buen comunicador y sepa trabajar en equipo, ya que como no manda, sino que asesora, tiene que saber convencer", resalta Francisco López, director del área financiera del Instituto de Empresa. "Debido a la repercusión de su trabajo en la toma de decisiones, para bien o para mal, es imprescindible que sea una persona de confianza", añade.

Respecto a las competencias, para este puesto se valora que el candidato sea ordenado, metódico, que tenga capacidad de integración y síntesis de información a partir de numerosas fuentes e iniciativa. "No basta con analizar los datos, el controller tiene que mojarse, plantear soluciones y dar su opinión", resalta González.

Aunque en muchas empresas el controller depende del director financiero, los expertos recomiendan que tenga independencia y pueda reportar directamente al director general, siendo su assistant o mano derecha.

Los siguientes pasos en la carrera de este profesional suelen ser la dirección financiera o la dirección general, aunque también pueden ocupar puestos de responsabilidad en otras áreas de la compañía debido a la visión global que tiene. "Lo ideal es que estén cuatro o cinco años en el puesto y después salten a otras áreas en las que hayan desarrollado este trabajo: financieras, inmobiliaria, fondos, seguros...", concluye Sánchez Navarrete.

  • De 23.000 euros a 69.000 euros anuales
  • Pasar la vida profesional controlando