Instrucciones para hacer un buen currículum

Publicado el 24-08-2004 por Elena Campón/ Directora técnica de SHL.

"Quizás uno de los más trabajos difíciles sea buscar trabajo". Sea cual sea nuestra profesión y la etapa profesional en la que nos encontramos: si es un joven titulado o acaba de terminar sus estudios, seguramente no tenga la experiencia para ocupar el puesto que quería ocupar; si se trata de un profesional consolidado, porque tendrá que competir con otros profesionales también de gran valía.

Lo importante es saber dar al currículum la importancia que verdaderamente se merece:
-Es la primera vía de contacto en cualquier proceso de selección.
-Es nuestra primera tarjeta de presentación. Es la primera información con la que conseguiremos que nuestro seleccionador "nos imagine".

Y es que, uno de los elementos clave para diseñar nuestro currículum es entender qué proceso es el que seguirá una vez respondamos a un anuncio de prensa:

Habitualmente, y salvo que se trate de un puesto especial en el que existe alta demanda, el seleccionador suele recibir por encima de del centenar de currículums para probablemente un único puesto.

¿Cómo hacerlo? Normalmente el perfil duro aparece ya indicado en el anuncio y hace referencia a:
-La Formación imprescindible.
-Conocimientos de idiomas e informática.
-Disponibilidad geográfica para viajar.
-Años de experiencia.
-Carné de conducir o vehículo propio.

En resumen, los cinco o seis puntos críticos exigidos por el puesto.

La estructura
Hoy en día, la mayoría de las ofertas son contestadas a través de Internet, bien sea por portales especializados o a través de las páginas web de empleo de las compañías. Esto determinará la única estructura que podemos utilizar en la primera fase. Aquí igualmente debemos ceñirnos a lo que nos solicitan con concreción, claridad y "respondiendo a todos los campos". A los seleccionadores les incomoda bastante las solicitudes vía web que están incompletas o en las que se divaga. Antes de responder así, piénselo. Si no le interesa o no se adecúa, mejor no responda. Es una pérdida de tiempo. El filtraje en estos casos es rápido: se hacen búsquedas de campos que coinciden con el perfil duro y estos serán candidatos a llamar.

Cuando elaboramos nuestro currículum en papel, seguiremos los siguientes pasos, aunque se pueden utilizar diferentes formatos:

1. Cronológico
-Es el más utilizado históricamente y, por tanto, el más tradicional.
-Es el más recomendado para personas con poca experiencia, ya que podrán destacar mejor su formación.
-El contenido sigue exactamente la cronología académica y biográfica de la persona.

Los campos habituales son:
-Datos de identificación.
-Datos académicos.
-Estudios complementarios: Idiomas, informática...
-Prácticas realizadas, becas ó créditos.
-Otros datos de interés (Carné, disponibilidad geográfica, etcétera)

2. Funcional
-Es el más recomendable para personas con una larga trayectoria o en casos donde nos puede interesar destacar sólo las últimas experiencias representativas.
- Son muy valorados por los seleccionadores por concentrarse en la experiencia directamente asociadas al puesto.
- Son los idóneos en posiciones donde el tipo de experiencia y responsabilidad es más crítica que los estudios académicos cursados.
- Exigen un mayor esfuerzo de concreción.

En resumen, existen muchas modalidades de "buenos currículums", pero todos han de tener tres características en común:
-Tener una presencia "exquisita" porque son nuestra imagen inicial.
-Ser "breves, concretos y bien orientados a la oferta". Debemos hacer fácil el trabajo del seleccionador.
- Estar adaptados a cada oferta o empresa a los requisitos esenciales del puesto y a la cultura o estilo propio de la misma. Favorecer el feeling inicial.

Y, como decíamos al principio, no debemos considerar la realización de nuestro currículum como un mero trámite, sino como una verdadera oportunidad.
Deberá ser rápido en contestar pues esto indica:
-Motivación e interés por el puesto/ empresa.
-Rapidez de reacción y dinamismo en nuestro proceso de búsqueda.
-Seriedad en la tarea.

Un buen enfoque en nuestro currículum se ve favorecido por la realización de un estudio previo y lo más pormenorizado posible de la oferta:
-Conocer la empresa y sus características: en esta fase no sólo nos interesan los datos empresariales (sector, actividad, sede, plantilla, volumen de facturación), sino que lo más importante será conocer su estilo, cultura, sus valores, aquellos criterios que pueden en la imagen o contenidos más adecuados en nuestro currículum. Para ello, siempre que sea posible, es recomendable:
-Visitar la web de la empresa.
-Observar y analizar el estilo que transmite.
-Acceder a las páginas de empleo: ver si hay algún formato de currículum preestablecido, cuántas ofertas aparecen, estructura de la información.
-Si existe, recoger el modelo de competencias, habilidades o valores destacados para poderlo transformar en datos objetivos plasmados en nuestro currículo o contenidos relacionados.
-Una vez hemos profundizado en la oferta y en la empresa, podremos conocer mejor qué aspectos de nuestro currículum son los que más se adecuan a la misma, pudiéndolos destacar en nuestro documento de múltiple formas:
-Por el orden que le demos en la presentación.
-Señalándolo en otro tipo de letra (cursiva, negrita, etcétera) o incluso indicándolo en algún apartado específico (por ejemplo en la carta de presentación).

Las empresas reciben multitud de currículums en respuesta a cada oferta. El objetivo es que nuestro currículum:
-Poser una excelente presentación es tan importante como el traje que elegimos para la primera entrevista: Debe tener:
-Limpieza.
-Claridad.
-Estar bien estructurado.
-Ser breve.
-Estar bien enfocado a la oferta "sin demasiadas florituras".

Los seleccionadores harán siempre un primer filtraje en base al denominado "perfil duro" para luego pasar a una segunda lectura. Por tanto, son los primeros criterios que debemos remarcar o resaltar para facilitar que nuestro currículum sea preseleccionado; de otra forma pasará a la base de datos general.

3. Combinado
Es una mezcla de los dos anteriores
.
-Es actualmente el más utilizado por profesionales con experiencia.
-Nos permite destacar la experiencia más competitiva con respecto a la oferta, incluyendo toda la información restante.

La estructura es :
-Datos identificación.
-Perfil relacionado con la oferta (puesto y funciones que queramos destacar).
-Experiencia profesional (periodo, empresa, puesto ocupado y tres o cuatro funciones).
-Formación académica.
-Otros conocimientos (idiomas, informática, etcétera).
-Cursos Profesionales.